Laboratorio lingüístico

Entre las ventajas de un laboratorio de idiomas, está el poder conseguir una mayor participación e interacción entre docente y alumno. La comunicación es más fácil cuando se aprovecha los recursos informáticos, ya que se acelera el aprendizaje gracias a un cierto grado de inmersión lingüística.

Según diferentes estudios, el laboratorio de idiomas aumenta la motivación y la implicación ya que el profesor, más que un supervisor, es un dinamizador y motivador del aprendizaje.

En la ESI se va a introducir el uso del laboratorio lingüístico de forma progresiva en los diferentes grupos y niveles, con el fin de que los alumnos comiencen a familiarizarse con este nuevo sistema de aprendizaje.